Las amenazas informáticas en un centro educativo

Las amenazas informáticas en un centro educativo, que atentan contra la seguridad de la información, se han visto envueltas en una situación complicada debido al constante progreso de la tecnología. A esto se le añade el hecho de que existe un personal con una capacitación deficiente, además de herramientas inadecuadas para implementar seguridad. Además, no se invierte en servicio técnico que pueda encargarse del mantenimiento adecuado de la protección de la infraestructura informática.

Aplicaciones productivas, no productivas y potencialmente peligrosas

La tecnología avanza a pasos agigantados. Todos los días se presentan aplicaciones, plataformas, blogs, etcétera, que buscan lograr una completa y libre accesibilidad a la información. Uno de estos ejemplos es la gestión académica de la nube, en la que se almacenan datos de fácil acceso. Dicha gestión se ajusta a las necesidades específicas de sus usuarios, como maestros y estudiantes. Sin embargo, esta libertad conlleva sus desafíos. Los departamentos de TI, dentro de los planteles educativos, se encargan de vigilar el uso de estas tecnologías. Pero para conseguir que un sistema esté completamente seguro y libre de amenazas, se requiere implementar reglas, técnicas, protocolos y métodos para que sean herramientas aliadas de quienes las usan. En el caso de los alumnos, acostumbrados a herramientas como redes sociales, o reproductores de vídeo, el departamento de TI garantizaría el uso eficaz y fuera de peligros de la información que se presente, pero mantendría las clases como innovadoras e interactivas, siendo un apoyo para los maestros. Para esto es necesario que los centros educativos se complementen con un sistema de seguridad que sea accesible y de fácil utilización, sin que, necesariamente, requieran mantenimiento continuo o sean sumamente costosos. Con esto se disminuye la existencia de posibles virus, acceso no autorizado a información sensible, o filtración de datos. Las amenazas informáticas en un centro educativo serán un problema del pasado.